Fabricantes de papiro en Egipto mantienen la tradición pese a caída del turismo

El papiro es decorado con jeroglíficos y representaciones que van de la antigüedad y la naturaleza hasta creativos recuerdos para visitantes.

Fabricantes de papiro en Egipto mantienen la tradición pese a caída del turismo

AFP

En los exuberantes campos del fértil Valle del Delta en Egipto, agricultores y artesanos luchan para mantener viva la fabricación del papiro, una tradición que se remonta a la época de los faraones. El pueblo y sus alrededores, situado a unos 80 kilómetros al noreste de El Cairo, es ahora el principal productor de papiros del país, según los expertos.

 

Antiguamente era utilizado por los egipcios como papel de escribir, pero ahora los artistas locales decoran el papiro con jeroglifos, caligrafía árabe y representaciones que van desde la antigüedad y la naturaleza hasta creativos recuerdos para los visitantes. En la década de 1970, un profesor de arte en el pueblo de Al-Qaramus enseñó a los agricultores las técnicas milenarias para transformar la planta en el codiciado papel con dibujos ornamentales y textos.

 

Para hacer el papel, los trabajadores utilizan alambre para cortar los tallos en finas tiras, que se sumergen en agua y se colocan una encima de otra para crear láminas, las cuales se colocan en un compresor para compactarlas, y el papel resultante se deja secar al sol antes de escribir en él o pintarlo con coloridos dibujos. Y aunque el turismo ha disminuido debido a la pandemia y otros factores, los trabajadores en Egipto siguen manteniendo esta tradición.

 

Sistema Informativo INRAI

 

Lo más reciente