Huracán Florence llegó a la costa sureste de EE.UU.

El centro del ciclón ha bajado su intensidad en las últimas 48 horas.

El centro del huracán de categoría 1 Florence tocó tierra cerca de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, en la costa sureste de Estados Unidos, donde se registran ya importantes inundaciones, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

 

En un boletín especial, el NHC indicó que el ciclón se mueve con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora y rachas superiores, y se dirige rumbo oeste a 9 kilómetros por hora, lo que le llevará paulatinamente hacia el interior de Carolina del Norte y posteriormente al vecino estado de Carolina del Sur.

 

Mientras tanto, Florence está haciendo estragos en esta zona de la costa sureste del país, con 150 personas que están siendo evacuadas por equipos de rescate, numerosas viviendas que ya están bajo el agua y al menos 400.000 usuarios que quedaron sin electricidad.

 

Este avance provocará su debilitamiento gradual, aunque sigue siendo un ciclón de grandes dimensiones, cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros desde su ojo y de fuerza de tormenta tropical hasta 315 kilómetros desde el centro.

 

Pero la mayor preocupación de las autoridades no son los estragos que pueda dejar el viento, sino las inundaciones, tanto de agua dulce como salada.

 

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que en Morehead City, en Carolina del Norte, se ha registrado un nivel del mar tres metros por encima de lo normal, aunque debería aumentar todavía más al tiempo que se produzca la próxima subida de la marea, prevista para el mediodía.

 

El factor más peligroso asociado al lento desplazamiento de Florence, alerta el NHC, es la lluvia extremadamente fuerte, que puede causar inundaciones "desastrosas" que se extenderán durante el fin de semana, así como una marejada ciclónica que podría ser mortal.

 

Al menos 400.000 clientes de la región están sin luz, según el Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte, mientras que la compañía eléctrica Duke reconoció que entre uno y tres millones de sus suscriptores podrían perder el servicio eléctrico a consecuencia del paso del huracán. EFE

 

 

2018-09-14

Lo más reciente