Independencia seguimos gritando

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

Independencia seguimos gritando

El Sonajero

Así comencé mi independencia con esta columna y con un título muy parecido, llevo gritando desde este espacio un año seguido: INDEPENDENCIA, de qué: de los canales de televisión, de los malos contenidos, de las repeticiones, de los monopolios, de más de lo mismo, de la injusticia, de la impotencia, de la cuarentena (últimamente), de los compromisos políticos y económicos de los noticieros, de la falta de oportunidades, de la ausencia de respeto por los televidentes, sí y espero seguir gritando, y como este fin de semana estamos de aniversario, pues por eso publiqué esta columna conmemorativa, porque este 20 de Julio conmemoramos 210 años del Grito de Independencia, si la historia del florero, y bueno ustedes ya saben mejor que yo, que tipo de in dependencia tenemos.

 

Desde mis titulares (con este 53) he querido gritar también, y A.C. (léase antes del covid) mis gritos sonaban algo así: a veces hay señales en l tv, que desde la casa del profesor arman parejas de pantalla, porque es mejor jugar de local que tener parejas, o porque no ver el amor al estilo de la Televisión, aunque a veces hayan trece razones para ver o no ver, he ahí el dilema, finalmente madre no hay sino una, y siempre quise resaltar los valores de este año de ver y ver, qué pasaba por esa pantalla, hasta fuimos testigos de fugas al estilo Aida Merlano, o de marchas con registro por la City, es que definitivamente Bolívar soy yo, y yo, porque se mueren siempre los buenos, como Pacheco, o Chespirito, y la televisión siempre celebra y celebra, todo eso lo quise ver incluso para cerrar el año pasado me propuse mirar con agudeza de 2020, y la mirada se me está tornando cada vez más imprecisa.

 

Y bueno llegó este año, y quien lo creyera, la televisión ahí tan campante llegando a sus 66 años de historia en Colombia, y por supuesto en mi observación de pantalla no podía faltar el buen sexo por televisión, (no ese mal pensados), el otro el que educa ese de las plataformas digitales (tampoco ese) no el sexo educativo de verdad en la televisión, porque los programas educativos colombianos siguen siendo malos, es que en este año ha pasado de todo, y llevo ya cuatro meses viendo pandemia y coronavirus, y multi pantallas, y más y más repeticiones, mejor dicho esa independencia en esta eras D.C. (Durante el Covid) ha sido compleja; pero tengan hay tienen de nuevo su pasión de gavilanes, porque eso sí, lo anuncian como si fuera el gran lanzamiento, porque como también se agotaron las otras buenas repeticiones, y hay que guardar distancia social, por eso no se producen nuevas historias televisivas, todos esos han sido mis temas de este año.

 

Finalmente gracias a ustedes  por leerme o escucharme hasta el final, ojalá no se independicen de mi columna, porque mientras exista la televisión y yo pueda seguir escribiendo estaré atento a seguir con mi grito de independencia como periodista, televidente, realizador y columnista, para que valga la pena, algún día ver TV.

 

 

2020-07-20

Lo más reciente