[Podcast] La casa del profesor

Columna de opinión por el profesor de la Universidad Cooperativa de Colombia Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast] La casa del profesor

Foto: El Sonajero

El éxito rotundo de la serie Casa de Papel, se está ratificando día a día tras el lanzamiento de su tercera temporada el pasado 19 de julio, y una clave para ello es que ahora es producida y distribuida exclusivamente bajo los estándares de Netflix, lo cual sigue ratificando que las plataformas Over-The –Top (OTT) como ésta, se tomaron el mercado de servicios a través de internet; no como una moda pasajera, sino como una propuesta de entretenimiento a largo plazo, y es que con La Casa de Papel se demuestra que una historia bien escrita y bien producida genera usuarios o seguidores fieles.

 

Pero la clave de una buena serie, no es sólo su producción, es un todo narrativo compuesto de trama, situaciones actuales, conexiones con el público, propuestas novedosas sobre el contexto, escenarios y conflictos creíbles y posibles (bueno, aunque en este punto algunos momentos de la serie son casi de ciencia ficción), una propuesta audiovisual novedosa, efectos especiales, y por supuesto grandes personajes, humanos creíbles y por qué no decirlo sorprendentes y enigmáticos y la Casa de Papel ofrece eso y más. Hoy centraré mi mirada en Sergio Marquina, alias 'El Profesor'.

 

El profesor como rol narrativo es universal, el referente es fácil de comprender en todas las culturas, sin importar el grado de escolaridad, por eso apodarse bajo esta figura es un recurso que se ha utilizado muchas veces en la literatura, el cine y por supuesto la televisión, - cualquiera que sea la forma de trasmisión en la Casa de Papel es claro su protagonismo, él es el cerebro de toda la operación en cada temporada y capítulo, es el líder indiscutible, es el hermano, el consejero, el amante, el oculto, el padre que todos desearían tener y por eso es amado y odiado a la vez, y tiene un fondo en sus raíces que lo hace moverse, su infancia y su vida, sin duda un personaje muy bien construido y representado, un ejemplo para los líderes, aunque sus acciones sean reprochables en el mundo real, todos hemos tenido 'un profe', como ejemplo.

 

Pero Sergio como todos los personajes reales o no tiene su ´Talón de Aquiles`: el amor, que es por excelencia la trama universal de todas las historias, por amor se hacen hazañas prodigiosas e indignas, se peca y enaltece, se roba y se dona, se comparte y esconde, se crea y se destruye, se calla y se grita, y un sinfín de opuestos y complementos, por amor se vive y muere a la vez.  El amor es lo que sin duda mueve a 'El Profesor y a su banda', traicionando incluso su propia sentencia inicial: “cuidadito con tener relaciones personales, entre ustedes” y el profe mismo sucumbe ante este sentimiento y cae en su propia trampa de amor, se enamora, tanto que puede comprometer el propio amor a la causa, como se desarrolla en cada capítulo, el amor es en La Casa de Papel principio y fin.

 

La Casa del profesor es el amor, su carta oculta, su verdadera motivación, y eso es lo que hacen los buenos profesores motivarse por amor, que buen nombre para un personaje, porque lo que nos hace falta son verdaderos profesores comprometidos con su causa y verdadera pasión: la educación, otra expresión pura del amor; y como me lo respondiera mi amigo Oscar, un fiel seguidor de la serie: “ creo que el profesor es una persona astuta en todo aspecto, y como todas estas personas que son extremadamente inteligentes, investigadores, profesionales, tiene su debilidad; el amor, eso acaba con cualquier estrategia”, concluye Oscar, y termino yo: el amor mueve al profesor y debe mover al mundo.

 

Pero no puedo pasar por alto un personaje que nos trae esta tercera temporada, Bogotá, para orgullo colombiano y cachaco, y les dejaré una pregunta. ¿cuál otra ciudad de Colombia incluirían?

 

 

2019-07-28

Lo más reciente