Ladrones con el corazón blando

Por la reacción del repartidor, hasta le dieron un abrazo.

Ladrones con el corazón blando

Captura de video

En las calles de Karashi, ciudad pakistiní, cuando un domiciliario se acercaba a su motocicleta para seguir trabajando, fue abordado por un par de sujetos que se movilizaban en otro vehículo motorizado y aparentemente iban armados, por lo que el repartidor no se resistió al atraco.

 

Lea también: ¡Escapan de ser arrollados!

 

Cuando se iban a ir, el repartidor se puso a llorar, por lo que los ladrones le devolvieron lo que le habían quitado, lo abrazaron, le dieron palmadas de apoyo y hasta le extendieron la mano, al final, cada uno siguió su camino como si nada.

 

El Sonajero.

Por: Angélica Maldonado

@Photolica_

 

 

Lo más reciente