Los insectos son parte de las nuevas tendencias de consumo

Hasta 2.000 especies de insectos que son consumidas por humanos pueden ayudar a combatir el cambio climático.

Según un reciente estudio, las brochetas de grillos o paletas de escorpión son solo algunos de los productos exóticos que ya se empiezan a encontrar en establecimientos de algunos países con más asiduidad. También en restaurantes con estrella Michelin los insectos comestibles se van incorporando en platos de la carta.

 

Además, algunas empresas han introducido productos con insectos en algunas grandes superficies. Hay 1 millón de especies de insectos, que representan el 80% del reino animal, y 2.000 de estas son consumidas por millones de personas en todo el mundo.

 

Se estiman que los insectos, gracias a sus efectos nutritivos, se pueden convertir también en un instrumento para combatir el cambio climático en el tránsito hacia un sistema alimentario más sostenible. Y en cuanto al medio ambiente, su valor añadido es la reducción de la contaminación, una disminución en la emisión de los gases de efecto invernadero y un requerimiento inferior de agua.

 

Sistema Informativo INRAI

 

Lo más reciente