Nuevos tratamientos alargan hasta 7 años vida de enfermos de cáncer de pulmón

Según los oncólogos, el cáncer es la tercera causa de muerte, después de la diabetes y los problemas cardíacos.

Nuevos tratamientos alargan hasta 7 años vida de enfermos de cáncer de pulmón

Foto: elespanol.com

El cáncer de pulmón, que en México causa unas 8.000 mil muertes al año, tiene ahora nuevos tratamientos que puede extender hasta 7 años y con mejores condiciones la vida de quienes lo padecen, afirmó este jueves el doctor Jerónimo Rodríguez Cid.

 

Son tratamientos, prosiguió, que aumentan la expectativa de existencia hasta, por decir, siete años, pero principalmente la calidad de su vida que es más llevadera y con mucho menos incomodidades y dolor.

 

De manera concreta, el especialista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y de la Clínica Médica Sur en la Ciudad de México, señaló que esta opción de tratamiento ya es vigente se aplicada incluso en instituciones públicas.

 

En la llamada Medicina de Precisión o Personalizada en cáncer de pulmón.

 

Esta alternativa, insistió, ofrece un nuevo panorama a quienes padecen ese mal y a sus familiares, pues de una esperanza de vida que puede ir en algunos casos de dos a seis meses, puede prolongarse a varios años.

 

Precisó que entre los fármacos que sustituyen a la comúnmente aplicable quimioterapia, están el Alectinib y el Erlotimib, entre otros, que han dado los resultados citados.

 

Explicó que la diferencia entre estos tratamientos y la quimioterapia es que esta, al ingresar al cuerpo ataca a todas las células por igual generando una afectación total, que se ve reflejada en el decaimiento de la persona que la recibe.

 

Por el contrario, esta medicina de precisión ataca a las células malignas y no a las sanas, buscando eliminarlas y detener la progresión del mal, pero sin los efectos nocivos.

 

El cáncer, de acuerdo con el oncólogo, es la tercera causa de muerte en México, después de la diabetes y los problemas cardíacos y anticipó que la expectativa es que en 2025, una de cada tres personas en el mundo lo desarrolle, sin que ello implique, necesariamente, que esas personas mueran por ese mal. EFE

 

Lo más reciente