[Podcast] El miedo no es el mensaje

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast] El miedo no es el mensaje

Foto: El Sonajero

El juego de palabras que utilizo para titular mi columna, (como suelo hacerlo cada semana), hoy tiene múltiples significados, pero quiero atribuirle uno y espero ustedes encuentren el suyo, (ya sea al escucharla o leerla), por supuesto me he inspirado en uno de mis teóricos de cabecera Marshall McLuhan, a quién también le encantaba jugar con las frases y el significado de sus mensajes; y es que en este caso el miedo no pude ni debe ser nunca el mensaje y no importa porque medio va a llegar este mensaje; pues en esta era de la multiplicidad de los discursos y dispositivos, estos llegan hasta sin estar buscándolos, ya no es sólo la televisión la que nos deja en la retina estas imágenes, sino que cada vez más los dispositivos móviles  por su capacidad de grabar y ya sea publicar o emitir en directo través de las múltiples redes sociales los viralizan, y cada día esa tele - visión se multiplica, a través de dos hechos de la semana anterior ratificaré que ese mensaje no puede ser el miedo. 

 

El primero de ellos  sucedió el pasado lunes con el nocivo mensaje de un autodenominado líder de los taxistas (hay lideres negativos, prueba de ello la segunda guerra mundial, este señor está, en esta categoría para mi), quién discrimina y asume una posición machista no solo contra la mujer, sino que va más allá al denigrar los oficios, y a quienes los ejercen, como si el trabajo realizado por quien sea no fuera lo suficientemente digno, estos mensajes son igualmente miedosos, porque los multiplican sin parar, e igual generan más cadenas de odio y revancha que propician cortinas de humo sobre el problema real: la movilidad en una ciudad como esta, por ello sería bueno que los canales en su afán de repetir historias del pasado reprogramaran la serie los canarios, que pasó por las noches con relativo éxito desde finales de 2011 hasta mediados de 2012, una historia que narra un punto de vista humano, colombiano, popular y positivo del trabajo de muchos años del gremio de los taxistas, o porque no contar una historia nueva sobre lo positivo de las nuevas formas de moverse en este siglo, valdría la pena incluir un buen componente de cultura ciudadana, con biciusuarios, mujeres y hombres que trabajen con apps de transporte, mensajería, domicilios, movilidad sostenible, Transmilenio y otras formas, para contar y que de esta manera el modo de moverse sea el mensaje, como en muchas series que hoy vemos por las diferentes plataformas lo hacen, ideas que comparto sin miedo.

 

Y el segundo hecho tiene que ver con el cruento atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander en Bogotá, que el pasado 17 de enero cumplió un año y que marca un hito trágico en la historia del país, hito que por supuesto pasó y pasará en años posteriores por la pantalla chica con sus historias de perfiles, familias, miedo, luto, impunidad y otros sinsabores que deja un hecho de esta magnitud, 22 vidas de jóvenes que terminaron con sus sueños en una explosión y que como lo dijo el padre de uno de ellos en el homenaje póstumo del viernes: “me gustaría que los estudiantes universitarios marcharan, por este hecho, porque mi hijo era un universitario, un estudiante”… pero no esta historia es de miedo, porque desafortunadamente la imagen de la Policía ni con este atentado mejora, cómo volver un hecho como este un luto nacional, cómo no volver el miedo protagonista de las noticias en televisión y medios; el miedo no debe ser el mensaje. Epílogo tipo prolepsis el 21 ene podría ser la oportunidad.

 

El Sonajero 

 

 

2020-01-18

Lo más reciente