[Podcast] Padres Embajadores

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

Desde el pasado jueves los bogotanos azules hemos estado de fiesta (bueno la mitad de los Bogotanos diría yo, exagerando un poco y muchos colombianos también), pero sin duda hoy todos los bogotanos y colombianos que son padres están de fiesta; unos por partida doble, los que son padres embajadores (léase papás seguidores de Millonarios), y sobran motivos para celebrar en esta tarde de domingo: por una parte siempre debemos homenajear a nuestros padres (excúsenme no incluye a los padres que han abandonado a sus hijos, y no es el día de las madres/padres, ese día no existe), y a quienes hemos adoptado hijos transitorios, llámense sobrinos, ahijados, estudiantes, entre otros; y por otra parte, por la fiesta azul, porque ser padres e hinchas tienen en común el sufrimiento, el fervor, la dedicación, el compromiso, el sudar la camiseta, el honrar a su equipo de hijos o de jugadores, y desde el jueves, reitero los Embajadores hemos comenzado a celebrar, primero con ese empate, que abrió la luz de la estrella 16, que engalanó la celebración de los 75 años del club el pasado 18 de junio, y que hoy domingo nos puso a sufrir desde temprano, y que espero cuando lean o escuchen esta columna, con la tranquilidad y optimismo que me caracterizan, seamos los campeones, (les recuerdo el cierre de edición de esta columna fue el viernes; pero si no es así, como todo buen padre se ama a los hijos en las buenas, pero sobretodo en las no tan buenas), y a celebrar.

 

El mejor padre es y debe ser siempre el de cada uno de nosotros, debe ser nuestro ejemplo a seguir, en lo bueno y en lo malo también, debemos admirarlo, respetarlo y valorarlo, eso debo decirlo desde mi experiencia se logra cada vez más con los años, por eso el estribillo de un tema clásico, “viejo, mi querido viejo…” lo recoge como sentencia, y en eso se parece a la pasión que uno siente por el fútbol, porque casi siempre es heredada por línea paterna (aunque en mi caso mi herencia Embajadora es innata diría yo), si por mi padre fuera debería ser hincha del Deportivo Cali, o del Atlético Huila, menos mal existe el libre albedrío y parte de querer a los padres y crear relaciones con ellos es contradecirlos en algunas ocasiones, no siempre aclaro, no debemos desconocer la sabiduría de nuestros padres, por algo ellos serán nuestros padres siempre (no aplica en el fútbol), o sino comparen los equipos en cuestión (los de mi padre), con mi glorioso Millonarios, menos mal contradije a mi padre en esto, no estaría tan feliz como lo estoy ahora de no ser por ello, y es que díganme si no hay mejor regalo para el día del padre de un hincha embajador que una estrella, así que si su padre es hincha del hoy campeón (espero), pues ya sabe que regalarle al final de mes o con la prima que debe llegarle en estos días, vaya madrugue mañana  y cómprele la camiseta con la estrella nueva, apúrese a comprarla porque se van a agotar y que sea original, su padre atesorará ese regalo por siempre (yo recibo regalos también, así no sea su padre), y sin duda que la atesoraré, ¡ah!, y nunca se me olvidará el detalle.

 

Pues como el que gana es el que goza, para que luego no me tilden de triunfalista, si ganó en una remota posibilidad el otro equipo, pues felicitaciones a los hinchas padres de ese color, pero como hoy es el día de los padres embajadores y todos los padres lo son de una u otra forma feliz día a todos ellos, y a mi viejo, “…mi querido viejo… yo soy tu sangre, mi viejo, soy tu silencio y tu tiempo…”

 

 

2021-06-21

Lo más reciente