[Podcast] Septiembre rojo al 2020

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

Esta semana definitivamente no deberá olvidarse y por eso he decidido titular a mi tradicional columna semanal: ‘septiembre rojo al 2020` porque desde agosto nos venían hablando de ‘la nueva realidad`; y vaya si esta semana que pasó nos sorprendió con esas imágenes que difícilmente podremos borrar (espero por décadas) de nuestra memoria teñida de rojo, (sangre y fuego fueron sus constantes); porque desde este 9 de septiembre nada será igual, hemos asistido a través de las imágenes como testigos a la barbarie en acción, los protagonistas tristemente unos policías que atacan a un ciudadano colombiano, padre, esposo, hermano, hijo, estudiante, trabajador, humano como usted y como yo, y como los mismos policías que finalmente le causaron la muerte; sí todos vimos un video donde aparece vivo por última vez Javier Ordoñez, y desde entonces Bogotá no ha sido igual, Colombia no es igual, y sucedió en septiembre del 2020 y con la agudeza visual 2020 debemos no permitirnos como sociedad, como ciudadanos, como colombianos, como compatriotas olvidarlo.

 

Septiembre que tradicionalmente es el mes del amor y la amistad y que prometía luz, calle, transformación, ahora es miedo, temor, incertidumbre e indignación, y apenas si ha transcurrido semana y media escasamente, definitivamente este año 2020 será histórico por donde se mire, y septiembre será el mes de quiebre, le ganó a marzo de este año que pasará a la historia como el mes del inicio del covid-19, le ganó al 21N mes de las marchas en noviembre de 2019, es el nuevo Bogotazo del siglo XXI, se leerá en la historia: “lo que pasó después fue una avalancha de caos, dolor y miseria…saqueos, matanzas, incendios, gran destrucción del espacio público”… y se le puede agregar: hasta la noche del viernes 11 de septiembre tan solo en Bogotá habían muerto 10 personas en esta respuesta al hecho vil de la muerte del abogado; ese septiembre rojo recorrió la ciudad de norte a sur, mientras ardían las estaciones de policía de entonces denominados CAI… ese podrá ser el relato que se leerá en 10, 15 o 20 años o más, tan solo que en el texto anterior la cita entre comillas pertenece al relato de los hechos ocurridos también en Bogotá pero el 9 de abril de 1948, y extraídos de las crónicas periodísticas del diario el Tiempo, porque lo que pasó después esta semana  del 2020 fue también una avalancha de caos, dolor y miseria; pero que vimos en televisión durante esta semana y no como en abril del 48 a través de la voz de los locutores en la radio, esa es la diferencia que esta historia septembrina de hoy  en Colombia.

 

Septiembre no es de amor por lo menos este año, septiembre es de dolor  y debe ser de cambio; quizá deberíamos aprender de otros septiembre,  como el de 1828 denominado la conspiración septembrina cuando Simón Bolívar logró escaparse de su posible asesinato; o del septiembre negro que comenzó en ese mes de 1970 y culminó con el secuestro de unos atletas de Israel por un grupo terrorista palestino el 5 de septiembre de 1972 en la Olimpiada de la entonces Alemania Occidental; o el que marcó el inicio de este milenio y siglo el 9/11, los atentados de las Torres Gemelas en Nueva York hace 19 años; por eso debemos ponerle nombre a esta semana que deja a Javier y otras 13 personas muertas entre Bogotá y Soacha hasta el momento en que escribo (viernes 11 de septiembre), la televisión y los nuevos medios deben servir para que las imágenes se nos queden en la retina y pensemos de verdad cuál es la nueva realidad que queremos, porque no puede ser un septiembre rojo 2020 para siempre.

 

 

 

 

 

2020-09-13

Lo más reciente