[Podcast] ¿Será que la tv se usará para la educación? y obituario televisivo

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast] ¿Será que la tv se usará para la educación? y obituario televisivo

El Sonajero

Como lo prometido es deuda, acá en este diario de cuarentena en que se han convertido mis columnas sobre televisión durante estas semanas, hoy terminaré (por ahora) mi propuesta sobre el uso de la televisión con fines educativos en épocas de pandemia, o sin ella; pero antes y en serio quiero rendir un homenaje póstumo a una caballero de la televisión, de esos que se están muriendo y cuya memoria está generación no tiene  presente, es Carlos Pinzón y justamente él tenía una propuesta que mientras escribo retumba en mi memoria la Teletón, esa que se usó en estos días en Medellín y Bogotá, en modo desde casa, para recaudar fondos para los necesitados en esta cuarentena, él lo hizo desde 1980 para fundar un centro para los minusválidos, retomando para Colombia la idea Chilena original del 78 de Don Francisco, pero su vocación de servicio ya se veía en las pantallas con el Club de la Televisión y su voz sonaba en radio desde la década del 50, la televisión como servicio social debe agradecerle a don Carlo Pinzón su legado por siempre, y eso es educación ciudadana en solidaridad que tanto necesitamos hoy, adiós a un grande que hoy recuerdo con gratitud y Nostalgia, eso es educar también para el otro en la Tv.

 

Y qué si los contenidos de televisión hoy en este 2020  se puede usar con fines educativos en la era digital, mi respuesta es mi propia cita “este uso está condicionado, por factores culturales, educativos  y económicos, quiero decir que la respuesta no es un NO tajante; hoy cada vez y debido en gran parte a la influencia marcada de internet, los televidentes principalmente los que se encuentran en el rango de los 15  a los 30 años, ya no deben como lo planteaba Omar Rincón llamarse tan sólo los hijos de la tele, como sí es el caso de nosotros los mayores de 50 años, sino que aparte de ser hijos de la tele son  ADOPTADOS por la Internet o dopados por la misma, (millennials y centennials) en fin, lo importante es que esta nueva generación de televidentes son verdaderamente convergentes, en muchas ocasiones lo pienso cuando a diario me encuentro con ellos: hoy no saben si están viendo tele, revisando redes sociales, chateando, hablando por celular, jugando o escuchando música, o en una clase a través de plataformas o todas las anteriores eso sí a través de un dispositivo móvil.

 

Sin embargo esta es una realidad de sólo unos pocos Colombianos afortunados, la gran mayoría de televidentes padres de familia que forman parte de los estratos con menor capacidad de consumo no han llegado a este nivel de interacción con estos medios, ellos contestan el celular porque saben que tiene un botón verde, pero de ahí a manejarlo con solvencia de navegante experto lo dudo, con todo respeto, pero con conocimiento de causa;  esto porque tenemos de una brecha digital muy amplia, lo que se denomina INFORICOS e INFOPOBRES, en que parte nos alineamos depende de nuestra educación y porque no decirlo de nuestra capacidad económica, pero esta brecha se puede sortear con una agresiva propuesta de formación, que comience con un plan integrado desde la escuela básica, de esta manera se podría incluir a toda la población objeto de la misma TDT. Esto evidentemente en términos de una educación concebida para la vida en condiciones ideales, lo cual en nuestro país es complejo”. 

 

El texto anterior lo escribí en 2011  y lo cito de uno de mis escritos no publicados sobre televisión por eso está entre comillas eso sí aumentado los años, y me lo encontré revisando correos esta misma semana, y me sorprendió que lo que pensaba nueve años atrás aún esté tan vigente, ustedes dirán si me equivoco o no, paz en su tumba también a la televisión colombiana y a su uso en educación, por lo menos por un tiempo, pero debe ser creada y usada seguiré insistiendo.

 

 

El Sonajero 

Nelson Guillermo García Gaitán

@negar3g 

 

 

2020-05-03

Lo más reciente