[Podcast] Viviendo con el Covid

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast] Viviendo con el Covid

El Sonajero

Este es el titular que nunca quisiera haber escrito durante este 2020, es la historia que desde el 6 de marzo ha sido común en Colombia; también son las miles de vidas que este virus ha cambiado para siempre, y cuyos relatos por lo menos en nuestro país he visto en televisión a través los noticieros, y en general en los medios de comunicación; pues ha sido la noticia del año; pero este martes 8 de diciembre tras la ‘Noche de Velitas’ que da inicio a las tradicionales celebraciones Navideñas en nuestro país, les cuento sin miedo a través de esta columna especial que desde hace 8 días la noticia que nadie quiere escuchar llegó a mi casa: “su hermano está internado en el hospital por coronavirus”, y con esta noticia el silencio, la impotencia y debo confesar el miedo; sobre todo cuando la respuesta es: “aún no sabemos qué va  a pasar, esperemos a ver como evoluciona”, ese es el diagnóstico inicial que probablemente muchas personas han recibido también y que si hoy me leen o escuchan comprenderán de una manera diferente.

 

En ese primer momento la incertidumbre es total, pero cuando tenemos una arraigada Fe como en mi caso, tanto en Dios como en la medicina, (pues mi madre era enfermera y esa confianza en la ciencia siempre se nos inculcó), lo primero que hice fue estar en silencio, recibir la noticia, rezar y pedir que iluminara al personal médico, para que fuera tomando las mejores decisiones y así lograr el menor impacto; tras los primeros exámenes y también la angustia del momento, se piensa en lo que se llama el cerco de contagio, y por supuesto su esposa y mis sobrinas son la prelación; saben algo, inicialmente no se piensa en cómo pasó, y por las conversaciones que he tenido con mi hermano esta larga semana, (quiero aclarar que él ha sido muy cuidadoso, desde el comienzo de esta pandemia, y el hecho finalmente ya no importa), lo curioso es que no queda claro cómo fue, el virus en realidad llegó a mi familia, y ya es una historia propia; y sí es real, y ataca la vías respiratorias y la saturación de oxígeno en la sangre disminuye, y entonces es necesario estar con oxígeno, y a rogar que se aleje de la UCI; y la mejor noticia en medio de esta tragedia es que  su tratamiento se hará en una habitación; y le pueden llevar un celular, saben algo, menos mal este virus se da en este siglo, porque la tecnología es la mejor cura, hablar a diario con mi hermano y conocer de primera mano su evolución, es mejor noticia que cualquier parte médico; así que si usted va a pasar por esta experiencia, no dude en usar el celular, y tenga paciencia, es difícil estar con un catéter que nunca ha usado, tener oxígeno, estar en un hospital y contestar llamadas.

 

Ha pasado una semana  desde que el fantasma del coronavirus es real para mi familia, y lo digo así, porque  aunque seamos responsables y nos cuidemos no estamos exentos de vivir una a una las diferentes fases que esta pandemia ha ido describiendo en los diferentes casos: “me dolía la garganta, como que tuve fiebre, se me fue el olfato y el gusto, me dolía el cuerpo, la cabeza, tenía tos, y creo que es…”; y si está pasando; y mientras la vacuna solo sea una posibilidad, lo real es que el virus está a la vuelta de la esquina, esperando a entrar; como periodista cuento hechos generalmente que le suceden a otros; hoy les digo que aunque a mí no me ha dado covid aún, ya está en mi familia y sé de primera mano que es vivir en ‘los tiempos del covid’, y nos toca enfrentar esta realidad con calma, pero sobretodo en esta temporada de fin de año, con mucha responsabilidad; para que usted no sea una familia más viviendo con el covid.  

 

 

2020-12-07

Lo más reciente