[Podcast] Súbete a mi red: De fans a seguidores

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast] Súbete a mi red: De fans a seguidores

El Sonajero

La televisión y en general el mundo audiovisual con sus múltiples narrativas, aún tienen esa magia que le permite a sus espectadores transportarse al pasado o al futuro, tan solo con encender una pantalla y conectarse a una película o serie; pues a través de sus historias inspiradas o no en hechos reales, personajes, paisajes y en general con los recursos propios de la puesta en escena; que enriquecidos cada vez más con los desarrollos tecnológicos que en este siglo XXI desbordan lo que la mente de sus creadores imaginan; hacen posible entre otras maravillas (me estoy como desbordando en calificativos, pero es que la época de la que les voy a hablar me inspira), que eso que para algunos sea ‘vintage’, o para otros ‘retro’, para muchos sea un recuerdo que pueden ver hoy en la pantalla (como en mi caso), les hablo de los 80’s. Sí esa época cuando miles de personas nos montábamos en buseta, usábamos camisas con cuellos muy largos, (otros tantos teníamos pelo y largo), pantalones de colores en terlenka, chalecos, grabadoras de cassette, y máquinas de escribir, entre otros muchos avances tecnológicos, como el teléfono inalámbrico (muy pocos para ser honesto), y algunos y sobretodo, algunas, eran fans enloquecidas de artistas o de los novedosos grupos musicales; entre ellos Menudo, todo un hit de masas para la década, (¡Ah!, es que todo pasado siempre fue mejor, dicen por ahí), mejor dicho si usted es un seguidor, tiene mucho que aprender de lo que era ser un fan.

 

La serie ‘Súbete a mi moto’ que se estrenó el pasado 9 octubre a través de la plataforma Amazon Prime Video, logra a través de una cuidadosa puesta en escena, evocar esa nostalgia de ser una fan de la de las décadas de los 80’s y los 90’s; esas historias llenas de pasión por seguir a su banda favorita, de esperar con ansías el último LP, (disco de vinilo de larga duración, con su versión en cassette), o la última publicación en la revista juvenil de la época (con póster coleccionable y exclusivo, para adornar la pared), o las llamadas interminables desde los teléfonos públicos de monedas (porque si lo hacía desde la casa, el fijo llegaba muy costoso), para que su artista favorito, en este caso su grupo Menudo, sonara y llegara a la cima de las canciones más escuchadas de la semana, para poder tener la suerte de escucharla en vivo por la radio (placer que hoy muchos desconocen), en este caso, ser esa fan que hace hasta lo imposible por aprenderse una a una las coreografías, y lograr el éxtasis al poder ir al concierto en vivo y tararear los coros a todo pulmón y vivir simplemente el momento, y hasta morir por ese momento, eso y mucho más podrán ver en esta serie.

 

Debo confesar que desde mi propia casa y barrio en el que crecí en Bogotá, viví como testigo a través de mi familia, amigas, compañeras del colegio y en general toda mi generación (me incluyo), esa locura, y puedo afirmar que muchas mujeres y hombres también de mi época sabemos con certeza que hay una gran diferencia entre ser un fan del siglo XX y un seguidor de este siglo XXI; ustedes muchos de mis lectores hombres y mujeres que son apenas seguidores, deberían ver esta serie para que vivan la experiencia de convertirse a través de esta puesta en escena en un fan al estilo ‘retro’; y en vez de subirse a la red de seguidores de sus artistas o influencers de turno, quizá terminen tarareando o comprendiendo porque muchas personas entienden otra cosa cuando les dicen: “súbete a mi moto”… sin duda te divertirás.

 

 

2020-11-01

Lo más reciente