Táctica para poder resistir los irresistibles antojos

Si nos hace daño nos gusta mas

Táctica para poder resistir los irresistibles antojos

El Sonajero

El aroma del pan que llega a tu nariz, un vistazo a esas papas fritas o la sensación repentina de melancolía pueden hacer que incluso los dotados con más fuerza de voluntad olviden rápidamente alimentarse más saludablemente.

 

Los antojos están vinculados a la memoria. Cuando comemos un alimento que nos gusta, creamos un recuerdo positivo. Y si asociamos una comida con recuerdos felices, afecta a lo bien que creemos que sabe y lo bien que nos hace sentir, le explicó el psicólogo social Carey Morewedge, de la Universidad de Boston, EE.UU.

 

BBC Mundo.

 

Lo más reciente