SONAJEREANDO

Blog image

Monserrate: Cómo subir y sobrevivir en el intento

ADS Image

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

Este jueves 18 de agosto el cerro de Monserrate de mi querida Bogotá, fue de nuevo noticia, y no porque el clima que por estos días ha estado primaveral, haya permitido disfrutar de su belleza e imponencia en el centro oriente de la ciudad con más brillo de lo habitual, sino que también acaparó los titulares por ser el foco de los delincuentes que ahora son quienes dominan el paisaje bogotano y empañan la tranquilidad que, por ejemplo en los Cerros se puede sentir en esta ciudad; sí es muy triste y, en este caso esta columna que escribo no solo pretende analizar esta situación por lo que sucedió o contaron los medios, sino porque lo viví a 15 metros de distancia, nos salvamos por dos curvas, y sí,  una cosa es decir que la ciudad está al amparo de los delincuentes y asombrase con la forma como roban, atracan, secuestran, delinquen en todas las maneras posible y, otra cosa es vivirlo y sobreponerse para continuar, como quien dice, en este caso es como subir a Monserrate y sobrevivir para contarlo.

 

Comienzo por aclarar que a mi grupo y a mí no nos robaron, pero éramos los que seguíamos, sino es por una valiente víctima que se les escapó a los delincuentes y ensangrentado por un ‘cachazo’, bajó para ir advirtiéndonos, mi relato en primera persona es este: “debían ser las 5:20 minutos seguramente, siguiendo el rastro de la historia que mi reloj de entrenamiento marcó como las 5:01 a.m.  al inicio y 5:45 a.m. al final, con una distancia de 1,77 Km y subí hasta 2.895 metros de altura, es decir, aproximadamente 285 metros desde el inicio del Cerro, en eso me baso para decir que estuvimos a escasos 15 metros de distancia en subida, del atraco, yo subía con Alex, Gabo y Carol, y estábamos retomando nuestra rutina, de año y medio, tras parar unos meses; yo venía atrás con Carol pero, nuestros dos compañeros de subida estaban más arriba cerca a los que atracaron, a veces los datos deben ser precisos para comprender el miedo que se siente, estaba oscuro, apagué la linterna, pensando que era mejor para escondernos de los ladrones, ya que se escuchaba que cuidado porque venían por el lado del camino empedrado, todo era silencio, hasta que un grito nos despertó: ¡esto es un atraco!, yo miré e iba a entregar mi celular, aunque alguien me haló  y me dijo bajé, cuando miré estaba reagrupado con Alex y nuestros amigos, ya éramos un grupo mayor, y volvimos a escuchar, ojo esto es un atraco, y aunque alguien propuso que siguiéramos que éramos más y podíamos detenerlos, el miedo a ser heridos pudo más y a bajar se dijo, además escuchábamos cerca los golpes y gritos de una víctima, que impotencia, a oscuras e impotentes, con  miedo y la verdad decidimos bajar, eran minutos interminables, aún contándoles esta historia, las imágenes se me desdibujan”…

 

Ya abajo nos encontramos todos con las víctimas y yo entrevisté o grabé mejor el relato de uno de ellos, la impotencia fue el común denominador de su historia, yo como periodista lo comprendí inmediatamente, nosotros todos los que subimos y nos devolvimos fuimos víctimas, la vedad no se cuando vuelva a subir a Monserrate, no es por miedo, es por que la policía y las autoridades en general no me dan confianza, yo mismo le pregunté a la policía porque no hacían nada, su respuesta fue: “no es mi cuadrante, y comenzamos a las 6 a.m. para que suben tan temprano”, es decir, para vivir en Bogotá y sentirse seguro o en cualquier parte de Colombia necesitamos horarios, que pesar, mejor dicho a subir de nuevo a Monserrate y sobrevivir en el intento…

 

 

 

Commentarios

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Watch Live

Live Tv
Author

Polical Topic

by Robert Smith