SONAJEREANDO

Blog image

[Podcast] En la olla decembrina

ADS Image

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

Llegó diciembre con su alegría, mes de parranda y… en la olla, para estar a tono con las metáforas del cambio radical que este Gobierno plantea y que la representante de Cambio Radical, puso de moda la semana pasada en el debate de moción de censura contra la ministra de minas Irene Vélez, que otrora, pusiera de moda los tenis y sus respuestas polémicas, pero aunque las metáforas no se deben explicar, en esta columna me tomaré el tiempo para hablar de las muchas ollas de esta historia de Colombia, que no deja de sorprendernos a diario con sus giros inesperados, cómo los del mundial de Catar, que se roba también la atención por estos días y su olla de oro, perdón copa que muchos quieren ganar; y es que el tema de las ollas es algo muy común en nuestra tradición, y que también en diciembre se presenta como una expresión de unión y de compartir, no cómo en la metáfora del Senado, que hablaba más de lo oculto, que a veces se cocina en la Olla.

 

Vamos por partes, si de ollas se trata las hay de varias clases, igual que nuestra misma sociedad, hay una olla vieja, como en la antigüedad tipo caldero, y que entre más usado, mejor y que las y los cocineros de verdad valoran, porque todo lo que allí se prepara queda delicioso, en mi casa la olla del arroz, que tras muchos usos le da su toque al de mi hogar, seguramente usted en su cocina también tiene una olla favorita y que valora; en las ciudades, localidades y barrios hay también una ‘olla’, pero está hace alusión es a una cuadra, o casa o lugar que es peligroso, y asociado a consumos ilegales de todo y lo que allí se cocina, no es que sea muy agradable, ni para los vecinos, ni para sus comensales, esas son las ollas que hay que acabar definitivamente. También está la expresión : ‘estoy en la olla’, como este diciembre  que llega para muchos con extremas dificultades, y seamos sinceros no es por el Gobierno de turno, es por las malas decisiones sistemáticas de muchos años de mal gobierno, son efectos de ollas podridas, es decir, de torcidos y corrupción con lo público, estar en la olla en un diciembre es aún más triste que en cualquier otro mes, sin ser menos grave, es más, esa expresión debería desaparecer de los dichos colombianos, al contrario estar en la olla debería ser algo positivo, pero eso sólo ocurre en la mente de este columnista; o estar en la olla de la bruja sería ser la comida de alguien más, a propósito del éxito de las series de misterio y suspenso que han estado de moda todo el año, y está también la alusión con la que comencé este texto y que simboliza lo que se planteó en el Senado, cocinar en la olla los acuerdos y de esta manera seguir propiciando oscuros intereses, porque en cuanto a cocinar en leña, la verdad, si no han probado un verdadero sancocho cocinado en leña y en olla gigante, se están perdiendo de lo más delicioso de la cocina colombiana campesina.

 

Para ir cerrando esta disertación de ollas, yo me quedo con la olleta del chocolate que definitivamente me da buena energía para estos fríos días decembrinos, y que harán necesario más fuego para calentarnos; y mejor pensar en cocinar ideas positivas en este diciembre para que las ollas del nuevo año tengan comida para cocinar y no nos agarre con una olla sin fondo, y sin fondos. Feliz diciembre.

 

 

Commentarios

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Watch Live

Live Tv
Author

Polical Topic

by Robert Smith